pensamientos matrona

Ojalá pudiese hacerlo yo por ti, lo haría. Pensamientos de matrona

Además de lanzar la plataforma virtual, cambiarme de casa y seguir acompañando partos este mes de julio me está dando mucho para reflexionar.

Me apasiona mi trabajo y confío en que la mujer está capacitada para el proceso del parto y de la lactancia. Pero no siempre es fácil ni todas las mujeres paren como en los videos de las redes sociales. El trabajo de parto puede ser un proceso largo y laborioso y las mujeres reales pueden encontrar muchos desafíos durante este camino la maternidad en sí está llena de momentos duros ¡como la vida misma!Durante el cuidado que ofrezco a la mujer hay momentos que no puedo evitar querer hacerlo yo misma. La apoyo, ayudo, aliento y guío, pero existen momentos en los  que daría cualquier cosa por cambiar los papeles y ponerme realmente en su lugar, aquí tienes varios ejemplos; 

Cuando la mujer está de parto intervenido…ya sabes con todo “el pack” con epidural, oxitocina, monitor, etc… y llega el momento de los pujos. Ella empuja, y empuja, está agotada después de tantas horas de trabajo aunque tenga analgesia epidural sigue siendo agotador. En momentos está desconcertada y te pregunta “¿estoy empujando bien?, ¿lo estoy haciendo bien?” tú como matrona le animas y guías. Tu experiencia te dice que queda bien poco para que la cabecita del bebé llegue al momento de no retorno y entonces sin poder evitarlo pienso….”ains ojalá…si yo pudiese empujar por ti te juro que lo haría”.

¿Compañera has estado en esta situación?

En otras situaciones quizá la mujer está de trabajo de parto sin analgesia después de horas y horas de contracciones ella libre libremente se mueve buscando instintivamente, como matrona conoces la biomecánica ¡has venido a uno de nuestros cursos! y crees que una determinada postura podría ayudar al descenso y proceso del bebé.  Le sugieres aconsejándole pero ella duda y te dice “no puedo más, ya no puedo más!”  y entonces sin poder evitarlo pienso….”ains ojalá…si yo pudiese moverme por ti te juro que lo haría”.

¿Compañera has estado en esta situación?
Una vez el bebé ha nacido, hay veces que está llorando por que quiere teta. La madre justo en ese momento no está disponible o la madre intenta buscar la postura idónea, con cojín sin cojín, la posición correcta de lado o tumbada….y cuesta, no es siempre  tan fácil. “mi bebé no se engancha, y tiene hambre mi pezón es demasiado grande para su boquita ”. El bebé reclama y busca instintivamente y entonces sin poder evitarlo pienso….
”ains ojalá…si yo pudiese yo le daría la teta por ti te juro que lo haría”.

¿Compañera has estado en esta situación?

La mayoría de las matronas somos mujeres, muchas de nosotras madres y entendemos por lo que ella está pasando te ha ocurrido pensar ”ains ojalá…si yo pudiese te juro que lo haría”.

Gracias por estar ahí y leer mis pensamientos de
comadrona-matrona-midwife.

Con cariño y admiración

Helena Eyimi

Deja un comentario