LA MATRONA INFERTIL

Estimada compañera, aquí tienes la impresionante historia de Sophie Martin, una matrona británica que trabaja en un gran hospital de Londres y que desea por encima de todo quedarse embarazada. Ella misma describe solo parte su proceso personal en un artículo del RCM (March 2020) y cuando lo leí supe que quería compartirlo contigo.Se puede pensar que una matrona  que intenta tener un bebé puede ser una situación imposible y muy triste. Pero de nuevo las matronas se muestran resilientes en su trabajo, dando apoyo y amables con las mujeres. 

“Cuando mi marido y yo decidimos tener un hijo y empezamos a buscar un bebé, al principio creí que mis conocimientos de matrona me llevarían a un embarazo rápido. 

Años después, tras dos rondas de Fecundación In Vitro  y un embarazo de gemelos que terminó  en un aborto espontáneo en el segundo trimestre, siento que estoy aún lejos de tener un bebé en casa. La matronería puede perder su chispa rápidamente cuando eres tú la que tan desesperadamente buscas un bebé y estas rodeada por mujeres que parecen tener gran facilidad en esta tarea. Tengo que decir que, igualmente que he visto gran fortaleza en mujeres que han conseguido aquello que parecía imposible. Como matrona que desea ser madre he vivido las dos caras de la moneda; momentos muy complicados y muy esperanzadores, esto ha sido un desafío continuo siendo una matrona que desea ser madre.

El inicio de nuestra infertilidad fue particularmente difícil. Me sentía a menudo llorosa y estar en la planta de posparto fue uno de los lugares mas difíciles donde trabajé.
Los turnos de noche jugaban con mis hormonas mientras yo trataba desesperadamente de controlarlas. Y que decir de estar rodeada de recién nacidos – tuve momentos en los que me dolían literalmente los brazos con el deseo de abrazar mi propio bebé.

Antes de empezar mi primera ronda de fecundación me cambié de trabajo para trabajar en atención primaria. Recuerdo que hubo un evento en particular que ocurrió por la noche, me llamaron para atender un parto en casa y al terminar tuve que ir corriendo a la clínica para hacerme una ecografía y comprobar el crecimiento de los folículos. 

Hacer malabares con la fecundación y los horarios de trabajo es complicado al igual que asegurarte de la administración de inyecciones a la misma hora cada día, de comer lo correcto y beber lo suficiente.  En nuestro trabajo todo esto es un reto donde los descansos en un turno a veces no están asegurados.

Me siento agradecida por tener un apoyo increíble de colegas de profesión que siempre están a mano para animarme. Compartir experiencias es muy poderoso y especialmente util siendo yo una matrona que busca un embarazo tiene dificultades con la fertilidad. Afortunadamente soy parte de un grupo de apoyo llamado Matronas apoyando matronas con infertilidad (Midwives Supporting Midwives with Infertility), un grupo de Facebook creado por Katie Eaves, una matrona que superó la infertilidad y ahora apoya a muchas de nosotras. 

Ahora lo que mas placer me da es cuidar a mujeres que han vencido la infertilidad o que están embarazadas después de un aborto. Me encanta escuchar sus historias, de como han conseguido superar los obstáculos y han logrado tener un bebé en casa. Esto me da esperanzas de que yo quizá también lograré tener a mi bebé».

Si quieres saber mas sobre la historia de nuestra compañera Sophie Martin síguela en Instagram @the.infertile.midwife o en su página web https://linktr.ee/the.infertile.midwife. También puedes participar en su grupo bit.ly/fbsupportgroup.

Gracias por compartir esta newsletter entre tus contactos y redes sociales, para así poder eliminar el estigma y ayudar a otras matronas en su misma situación.

Con cariño y admiración,Helena Eyimi

Deja un comentario